Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo limpia sin filetear
  • 1 Aguacate Light
  • 1 tomate raf grande
  • 60g de lechuga romana (1 cogollo)
  • Aceite de Oliva
  • Ajo en polvo
  • Curry
  • Pimentón picante
  • Sal
  • 4 rebanadas de pan de molde (integral, rústico o de centeno)

Elaboración

En primer lugar lavaremos la lechuga y la escurriremos con un centrifugador de lechugas. Esparcimos una cucharadita de pimentón picante sobre la pechuga y se la repartimos con la ayuda de las manos. Calentamos una plancha o sartén con una gotita de aceite y cuando esté muy caliente añadimos la pechuga para que se cocine por ambos lados. Una vez esté lista la pechuga la retiramos, cortamos en trozos grandes y reservamos. Lavamos el tomate y picamos fino con la ayuda de un cuchillo muy afilado.  Cortamos el aguacate Light por la mitad, retiramos la semilla central y la piel y cortamos la pulpa en lonchas de un centímetro de grosor, reservamos.En un bol añadimos 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, una cucharadita de pimentón, una pizca de sal, una pizca de curry y otra de ajo en polvo (especia) removemos con una cucharilla y reservamos. Tostamos las rebanadas del pan hasta que queden bien crujientes y colocamos una de ellas en cada plato, encima esparcimos una camita de lechuga, encima esparcimos una capa de tomate picado, añadimos unos trozos de pechuga de pollo y esparcimos 2 cucharaditas del aderezo que preparamos antes. Colocamos encima una capita de aguacate Light en lonchas y finamente cubrimos con la otra rebanada de pan, cortamos por la mitad el sandwich y listo.

Este sandwich seguro que no te deja indiferente ¡Se convertirá en uno de tus favoritos!