Navidad y excesos alimenticios se dan la mano todos los finales de año. Esta época es la mejor excusa para las reuniones de todo tipo en torno a la mesa: la cena de Noche Buena en familia, la comida con los amigos de la infancia, la famosa cena de Navidad de la empresa… Y es que no hay mejor escenario para los reencuentros que un ambiente festivo acompañado de la mejor oferta gastronómica.

Pero a la larga, todos estos compromisos sociales hacen mella en nuestro organismo. Rompemos nuestras costumbres alimenticias por unos días y sobrecargamos el cuerpo con menús copiosos y desmesurados. Al final, la cuesta de enero no solo complica la salud de nuestros bolsillos, sino también nuestro propio bienestar físico. Por suerte no todo está perdido. Se puede sobrevivir a las ingestas navideñas sin grandes sacrificios y con algún que otro capricho.

Pechuga de pollo exótica con ensalada al Aguacate Light

Pechuga de pollo exótica con ensalada al Aguacate Light

Comer en Navidad de manera equilibrada, nutritiva y sabrosa

Muchos expertos en nutrición aseguran que no hay alimentos buenos o malos, sino dietas diarias equilibradas y pautas erróneas. Partiendo de esta base, es posible degustar la Navidad sin renunciar a casi nada. Para conseguirlo, es importante comer de todo con moderación en los eventos importantes y volver a una rutina diaria nutritiva el resto de la semana. Mantener la salud y minimizar al máximo los efectos de los excesos pasa por:

  • Como premisa principal: nada de abusos
  • Comer despacio, participando de manera activa en las conversaciones
  • Elegir alternativas con un menor contenido en grasas para los entrantes
  • Controlar el picoteo, para no aumentar el consumo calórico en exceso
  • Probar los dulces típicos navideños, sin abusar y solo en los eventos especiales
  • Elegir pescados para los platos principales o carnes blancas
  • Limitar la cantidad de alcohol
  • No saltarse el resto de comidas

Qué comer en Navidad

¿Qué comer en Navidad? Propuestas de platos nutritivos

  1. Aperitivos y entrantes: Aguacates Light rellenos de gambas; tostas de queso y anchoas; pincho moruno de calabacín y langostinos; ensalada de rúcula, mango y Aguacate Light.
  2. Platos principales: dorada al horno, pechuga de pollo exótica con ensalada al Aguacate Light, conejo al horno con verduritas.
  3. Postres: ensalada de frutas con piña y frutos rojos; mousse de limón; melón relleno de frutas tropicales.