Ingredientes

  • 300g de gambas frescas
  • 300g de mejillones limpios
  • 30g de espinacas lavadas
  • 3 ajos
  • 1 cebolla
  • 30g de cebollino picado
  • 1/2 limón
  • 30g de anacardos
  • 30g de tomate frito
  • Salsa de soja
  • Pimentón
  • Aceite de oliva

Elaboración

Elaborar esta receta es muy sencillo, si te gustan las gambas al ajillo no puedes dejar esta receta, ponte en marcha y disfruta de esta maravilla culinaria.

En primer lugar, lavamos las espinacas y las reservamos. Picamos la cebolla y los ajos y añadimos a una sartén caliente con dos cucharadas de aceite de oliva. Doramos los ajos y acto seguido pochamos la cebolla, mientras pelamos las gambas y abrimos los mejillones en una cacerola al fuego con un vaso de agua, una hoja de laurel, tapamos y una vez estén abiertos, lo retiramos del fuego y separamos los mejillones de sus cáscaras. Añadimos a la sarten con la cebolla pochada y el ajo las gambas peladas y sofreimos, a los 30 segundos añadimos los mejillones, dos cucharadas de salsa de soja, 3 de tomate frito, una cucharada más de aceite y media de pimentón. Picamos los anacardos y los añadimos a la sartén junto con el zumo de medio limón. Sofreimos la mezcla durante 2 minutos más y retiramos del fuego. En un plato llano colocamos el sofrito y en la parte superior añadimos las hojas de espinaca lavadas para finalmente colocar un par de gambas en la parte superior de decoración. Se puede decorar también con unos mejillones abiertos o unas cáscaras de mejillón rellenas de la mezcla elaborada.