Ingredientes

  • 1 Aguacate Light
  • 50g de quinoa hidratada
  • 100g de brócoli
  • 50g de alubias blancas cocidas
  • 1/2 pechuga de pollo
  • 20g de hohas de espinaca fresca
  • Pipas de calabaza
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Salsa de soja
  • 1 ajo

 

Elaboración

En primer lugar Cortamos el Aguacate Light por a mitad y separamos la pulpa de la cascara y el hueso con la ayuda de una cuchara. Cortamos el aguacate en finas lonchas y reservamos. En una cacerola calentamos agua con una cucharadita de aceite y un toque de sal, cocemos durante 2 minutos desde que comience la ebullición y acto seguido refrescamos en agua con hielo para cortar la cocción. Lavamos las judías cocidas con las hojas de espinaca y escurrimos. Desmenuzamos la quinoa hidratada y reservamos. En un bol añadimos una cucharada de aceite de oliva , dos de salsa de soja y el ajo loncheado, mezclamos con la ayuda de una cuchara e introducimos la pechuga de pollo para que macere durante 10 minutos. Una vez pasen esos 10 minutos, calentamos una sartén o plancha y cuando esté muy caliente añadimos la pechuga de pollo y doramos 1 minuto por cada lado apretamos con la ayuda de la espátula para que se selle mejor, tras dorarla por ambos lados retiramos del fuego y cortamos en lonchas de medio centímetro de grosor. Para emplatar, colocamos una camita de hojas de espinaca, amoldamos en un lateral el brócoli y la quinoa junto a las judías. Añadimos las lonchas de Aguacate Light en otro lateral de bol e introducimos la pechuga de pollo loncheada, finalmente aderezamos con salsa de soja y aceite de oliva al gusto y espolvoreamos encima las semillas de calabaza.

¡A difrutar!