De los griegos hemos heredado la base teórica de la mayor parte de los saberes básicos: las matemáticas, la arquitectura, la astronomía, la literatura, la política… También de la salud. Fue precisamente Hipócrates quién afirmó: “Que tu medicina sea tu alimento, y que tu alimento sea tu medicina”. ¿Qué quería decir el considerado “padre de la medicina” con esta declaración? Que una alimentación saludable es la base del buen funcionamiento de todo el organismo.

¿Qué son los alimentos saludables?

Entendemos por alimentos saludables aquellos que nos ayudan a mantener el organismo en óptimas condiciones y que conservan o ayudan a alcanzar un estado de salud impecable. Pero la abundancia de productos en el mercado, la sobreinformación y el completo desconocimiento de la pirámide nutricional hacen que los alimentos saludables nos fallen, por exceso o por defecto.

¿Cómo podemos, entonces, establecer una pauta de alimentación saludable? Siguiendo una dieta diaria en la que no falten: frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, carnes magras, pescado y, por supuesto, agua.

Diez alimentos que no deben faltar en tu dieta diaria

  1. Brócoli. Varias asociaciones hortofrutícolas, confirman que se trata de unabuena fuente de provitamina A (principalmente en forma de beta-carotenos) y vitaminas C y ácido fólico, hasta el punto que una ración (200 g), aporta más de tres veces las recomendaciones diarias de vitamina C y la mitad de las ingestas recomendadas de ácido fólico.
  2. Aguacate Light. Fruta 100% natural con un índice de materia grasa más bajo que el resto de aguacates comercializados. Salvo esta ventaja nutricional, el resto de propiedades se mantienen. Por esto, el aguacate light es la mejor opción para incluirlo en la dieta diaria, sin renunciar al sabor ni a la garantía de los alimentos 100% naturales.
  3. Pescado azul. Además de por los conocidos beneficios que puede reportar a nuestra salud este tipo de pescado, su versatilidad a la hora de elaborar recetas lo convierte en un “must have” de cualquier foodie.
  4. Avena. Es uno de los cereales más completos y utilizados en desayunos ya sea en copos, como parte de panes multicereales o en papillas y yogures ¡Delicioso!
  5. Arándanos Son considerados una fuente de vitaminas C y K además de su riqueza en Manganeso. Los arándanos son el alimento perfecto para tomar solos o como parte de recetas. De color rojo o negro no dejes de probarlos como acompañamiento para yogures, en smoothies, tartas u otros postres.
  6. Manzana. Según el dicho, “Una manzana al día aleja al médico”. A esta fruta se le atribuye un contenido reducido de ácidos grasos saturados, es dulce o ácida dependiendo de la variedad y es una aliada increíble para la elaboración de recetas tanto dulces como saladas.
  7. Almendras. ¿A quién no le gusta un buen puñadito de almendras? Son uno de los frutos secos por excelencia, además de estar deliciosos en crudo, son un ingrediente imprescindible para cantidad de recetas como la Tarta de Santiago, el mazapán, etc
  8. Garbanzos. Nuestras abuelas eran conocedoras de lo necesaria que es esta legumbre para nuestra alimentación, de ahí la cantidad de recetas de nuestra gastronomía que tienen como producto estrella este ingrediente, sin ir más lejos el Cocido en todas sus variantes, las ensaladas de garbanzos, etc.
  9. Verduras de hoja verde. como las acelgas. Conocidas por su elevado contenido de vitaminas C, K y minerales como el magnesio o potasio, es obligatorio otorgarle un puesto dentro del top 10 de los alimentos saludables.
  10. Piña. Es una de las frutas tropicales más apreciadas a lo largo y ancho del planeta. No solo por su sabor y su frescura, sino por las numerosas propiedades nutricionales que aporta. La piña es considerada una fuente de vitamina C, además es rica en fibra y tiene un sabor inigualable.